trenza.jpg

Los buenos peinados no tienen que ser solamente aquellos que salen de una peluquería.

Hace unas temporadas atrás la moda de las trenzas había sido un furor, y aunque hoy lo que más se ve son los recogidos completos y los rodetes, las trenzas cosidas son un buen medio para recoger el pelo cuando no está de la mejor manera, cuando hay humedad, o cuando el atuendo que se lleva exige tener la cara despejada, para que el rostro, o los accesorios se luzcan más. La forma más sencilla es comenzar a hacer una trenza cosida es a partir de una media cola.

Se toma parte del cabello de la mitad hacia arriba de la cabeza, y se levanta lo máximo posible. Si el pelo está mojado suele ser mucho más sencillo. Una vez tomada esa porción de pelo, se comienza a trenzar desde lo más arriba que se pueda, para que el comienzo del peinado sea un poco más arriba de las sienes.

Cada vez que se realice uno de los lazos de la trenza, se van tomando pequeñas porciones del pelo que ha quedado suelto, y se lo suma a la porción de pelo que se va trenzando. Así se va completando con todo el pelo, a medida que la trenza va siendo más larga, llegará un momento en que no quedarán mas mechones sueltos, y lo que quedará por trenzar es todo el pelo que quedó junto.

Se finaliza con una goma, o un accesorio que combine con el atuendo, y se fija con laca para que los mechones no salgan de su lugar.